HISTORIA

Del Certamen Internacional de Guitarra Clásica Andrés Segovia

XXIX EDICIONES DEL CERTAMEN INTERNACIONAL DE GUITARRA CLÁSICA "ANDREES SEGOVIA", DE LA HERRADURA-ALMUÑECAR

 

Andrés Segovia

Fue con motivo del  Concurso de Cante Jondo celebrado en Granada en 1922, organizado por Manuel de Falla y Federico García Lorca con la colaboración de Andrés Segovia, cuando el gran maestro de Linares conoció al arquitecto y político granadino Francisco Prieto Moreno, gran enamorado de La Herradura, que convenció al maestro para que adquiriese una finca con espléndidas vistas al mar,  en la preciosa localidad granadina. 

La Herradura sintió pronto al maestro como su vecino predilecto y el 6 de Junio de 1983, fue nombrado "Hijo Adoptivo del pueblo de La Herradura y de Almuñecar", dándose el nombre de "Paseo Andrés Segovia" a lo que hasta entonces había sido el "Paseo de La Herradura", y acordándose crear el "Certamen Internacional de Guitarra Clásica Andrés Segovia" con la expresa finalidad de difundir el noble instrumento español, fomentar su estudio y horar la memoria del gran maestro de Linares.

Andrés Segovia aceptó complacido y dio su autorización a que el certamen de guitarra llevase su nombre, pero imponiendo la condición de «Que el Certamen de La Herradura – Almuñécar debería ser especialmente exigente en la calidad musical de los guitarristas premiados», para lo que el Jurado tendría que ser presidido por un profesional de la música, proponiendo para desempeñar esta tarea al musicólogo Antonio Martín Moreno, que era por entonces (1984) director del Festival Internacional de Música y Danza de Granada.

Así inició su andadura en Enero de 1985, Año Europeo de la Música, el Primer Certamen Internacional de Guitarra Clásica «Andrés Segovia», y desde las primeras reuniones organizativas hasta las que terminaron en la constitución del jurado y los consiguientes criterios para la concesión de los premios, siempre se tuvo presente la expresa recomendación del maestro por encima de cualquier otra contingencia organizativa.

En la primera edición de 1985 el Primer Premio quedó desierto, obteniendo el Segundo y Tercer Premio los extraordinarios guitarristas Wulfin Lieske, de Alemania Federal, y Carlos Trepat, de España, respectivamente, ambos con una dilatada carrera profesional acrecentada después de estos premios.

En 1986 se concedió el Primer Premio al Uruguayo José Fernández Bardesio, el Segundo de nuevo al alemán Wulfin Lieske, y el Tercero a una jovencísima guitarrista sevillana que sorprendió por su extraordinaria calidad.

En la edición de 1987, la jovencísima sevillana, que no era otra que María Esther Guzmán Blanco, obtuvo brillantemente el Primer Premio, continuando a partir de él, con una excelente carrera artística. El Segundo fue para el alemán Marco Schmidt y el Tercero para el uruguayo Eduardo Baranzano, ambos igualmente excelentes guitarristas.

Este mismo año de 1987 el Jurado propuso, la creación de un «Concurso de Composición Andrés Segovia» que fomentara la creación de obras originales para guitarra y del que se informa en el correspondiente apartado.

En 1988, acostumbrados ya a la máxima calidad internacional de las ediciones anteriores, de nuevo quedó desierto el Primer Premio, siendo el Segundo para el italiano Claudio Marcotulli y el tercero para el belga Geert Classens, ambos con una alta proyección internacional en el mundo del recital guitarrístico.

Mástil guitarra Andrés Segovia

La edición de 1989 contó de nuevo con otro importante guitarrista como el italiano Francesco Moccia, acreedor del Primer Premio, seguido del uruguayo Eduardo Baranzano Fernández, con el Segundo y los españoles Carmen María Ros Abellán y Alex Garrobé Marqui, que se repartieron el Tercer Premio.

En 1990 el cubano Joaquín Clerch, venido expresamente desde Cuba, se alzó con el Primer Premio realizando a partir de aquí una extraordinaria carrera guitarrística en Europa donde continúa en la actualidad. El Segundo y Tercer Premio fueron respectivamente para los españoles Francisco Cuenca Morales y José Guerola Casas.

En 1991 de nuevo fue Italia y su pujante escuela guitarrística la que se alzó con el Primer Premio en la figura de Edoardo Catemario, que tuvo una brillantísima actuación, ante la que no desmerecieron, en absoluto, el brasileño Fabio Pedroso Zanon, ni el Tercero, el español José Guerola Casas, que repetía en pos del ansiado Primer Premio.

En 1992, con el Certamen plenamente acreditado en el mundo guitarrístico internacional a causa de la alta calidad de los premiados, quedó desierto el Primer Premio, siendo el Segundo para el japonés Satoshi Oba y el Tercero, compartido, para el sueco Anders Karlsson y el español Cesar Hualde Resano

En la edición de 1993, año del centenario del nacimiento de Andrés Segovia, S. M. La Reina de España, aceptó la Presidencia de Honor del Certamen. El alemán Franz Halasz consiguió el Primer Premio, obteniendo el bosnio Denis Azabagic el Segundo y el Croata Zoran Dukic el Tercero.

Al año siguiente, 1994, el Primer Premio del Certamen de Guitarra quedó desierto, obteniendo el Segundo el bosnio Denis Azabagic, y el Tercero la madrileña Margarita García Escarpa.

De nuevo en 1995 quedó desierto el Primer Premio del Certamen de Guitarra. Denis Azabagic repitió por tercer año consecutivo el Segundo Premio y el italiano Christian Saggese consiguió el Tercero.

En 1996 el primer Premio fue para el croata Zoran Dukic, siendo el Segundo compartido por el italiano Christian Saggese, que participaba por segundo año consecutivo, y el Bosnio Denis Azabagic, que lo hacía por cuarta vez, mientras que el tercero lo obtuvo el alemán Michael Kujawa.

1997 fue otro año sin Primer Premio, siendo el Segundo para el italiano Giulio Tampalini y el Tercero, ex-aequo, para los españoles Antonio Duro Herrera y Enrique Solinís Azpiazu.

Pastillas Guitarra Andrés Segovia

En 1998 fue Ricardo Jesús Gallén García, de Linares, la ciudad donde nació Andrés Segovia, quien obtuvo el Primer Premio. El Segundo fue para el italiano Christian Saggese, participante por tercera vez, y el Tercero quedó desierto.

1999 vio el triunfo de la tenacidad del italiano Christian Saggese, quien en la cuarta ocasión en que participaba obtuvo el Primer Premio. El Segundo fue para el croata Dejan Ivanovic, en el primer año de su participación, mientras que el Tercero quedó desierto.

Este año se propuso un nuevo premio para incentivar aún más la difusión de las nuevas obras generadas en el Concurso de Composición, «Premio Especial a la mejor interpretación de la obra galardonada en el Concurso de Composición».

En la edición de 2000, el yugoeslavo Goran Krivocapic se alzó con el Primer Premio. El Segundo fue para Grzegorz Krawiec, de Polonia, mientras que el Tercero recayó en el mejicano Mauricio Díaz Álvarez. El nuevo Premio Especial a la mejor interpretación de la obra La misma luz de entonces, de Marco Smaili, Premio del XII Concurso de Composición, lo obtuvo el croata Dejan Ivanovic, en el segundo año de su participación.

En la edición de 2001, otro guitarrista tenaz, el croata Dejan Ivanovic, obtuvo el Primer Premio el tercer año que participaba en el Certamen. Para el gallego Ramón Carnota Méndez fue el segundo Premio y para el francés Jeremy Jouve el tercero. El Premio Especial a la mejor interpretación de la obra Five Pieces de Virginio Zoccatelli, Premio del XIII Concurso de Composición, correspondió a José Javier Navarro Lucas de Albacete.

El año 2002 quedó desierto el Primer Premio, siendo el Segundo para el ucraniano Roman Viazovskiy y el Tercero compartido Ex-aequo por Fotis Koutsothodoros de Grecia y por Ramón Carnota Méndez de España. El Premio Especial a la mejor interpretación de la obra obra El Jardín de Lindaraja de Eduardo Morales Caso, premiada el año anterior, fue para el noruego Anders Clemens Oien.

2003 fue el año en que el noruego Anders Clemens Oien, participante de nuevo, obtuvo el Primer Premio. El Segundo lo consiguió el gallego Ramón Carnota Méndez, que participaba por tercera vez, y el Tercero lo consiguió el ucraniano Roman Viazovskiy, participante igualmente en anteriores ediciones. El Premio Especial a la mejor interpretación de la obra Westward Voyage del compositor norteamericano James Lentini, premiado el año anterior, también lo consiguió el ucraniano Roman Viazovskiy.

En esa edición de 2003 se acordó denominar «Premio Especial Leo Brouwer» a la mejor interpretación de la obra premiada en el Concurso de Composición. Con este acuerdo el Certamen pretendía honrar al insigne compositor y guitarrista cubano por su apoyo y presencia en el Certamen.

Detalle mano Guitarra Andrés Segovia

2004 fue otro año sin Primer Premio, siendo el Segundo compartido por el bosnio Alen Garagic y el cubano Marco Tamayo y el Tercero igualmente compartido por Isabel Montesinos y David Martínez García, ambos de España. El Premio Especial a la mejor interpretación de la obra Hechizos de Mauricio Arenas Fuentes premiada en la edición del año anterior, lo consiguió Jan Depreter de Bélgica.

La edición de 2005 hubo de suspenderse como consecuencia de un lamentable malentendido entre el Arzobispado y el Certamen y no poder disponer de la Iglesia Parroquial de la Herradura para la celebración del mismo.

Con la edición de 2006, se inicia una nueva etapa, caracterizada por la disponibilidad, por fin, de un espacio adecuado para su desarrollo, como es el Auditorio del Centro Cívico y, con ello, la posibilidad de Contar con una orquesta para la Tercera Prueba. También se produjo un cambio de fecha en la celebración del Certamen, que pasó de la primera semana de enero a la semana de Santa Cecilia, Patrona de la Música, 22 de noviembre. A partir de este año la prueba final se realizó con la Orquesta del Certamen "Andrés Segovia", dirigida por el maestro Miguel Quirós, en esta ocasión con el Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo, y donde el ruso Andrey Parfinovich obtuvo el Primer Premio. El Jurado declaró el segundo Premio, desierto y la israelí Shani Invar, obtuvo el tercer Premio. El <<Premio Especial Leo Brouwer>> de Interpretación también lo consiguió Andrey Parfinovich de Rusia, por su interpretación de la obra Retorna, del compositor chileno Javier Farías premiada en 2005.

Por fin, el Certamen de 2007 se desarrolló íntegramente en el Centro Cívico de La Herradura, que sorprende por la extraordinaria acústica para la guitarra de su Auditorio, pensado para la celebración del Certamen. El Jurado concedió el Primer Premio a Bertrand Pietu de Francia. El Segundo Premio lo obtuvo el chileno Esteban Espinoza Norambuena, y el Tercer Premio fue compartido Ex-aequo por el español Juan Ignacio Rueda y por el ruso Dimitri Illarionov. El Premio Especial "Leo Brouwer" a la mejor interpretación de la obra Cromático de Jorge Miguel González lo consiguió Alessandro Benedettelli de Italia. El Jurado en esta edición, a propuesta de Juventudes Musicales de Almuñécar, otorgó el Premio al participante más joven que haya superado la Primera Prueba a Andrea González Caballero. 

En 2008, el guitarrista finlandés, Otto Tolonen obtuvo el Primer Premio del XXIV Certamen Internacional de Guitarra Clásica Andrés Segovia. El brasileño, Gustavo Costa obtuvo el Segundo Premio, y el Tercer Premio se concedió ex-aequo, a la española Paola Requena y al cubano, Alí Jorge Arango Marcano.Otto Tolonen, también consiguió el premio especial «Leo Brouwer» a la mejor interpretación de la obra Homenaje a Frank Martín, del compositor español Antonio Domínguez Buitrago. 

Andres Segovia en su Certamen

El Premio de Juventudes Musicales de Almuñécar al concursante más joven correspondió al polaco, Jerzy Chwastyk.

En la edición de 2009, el Primer Premio del Certamen "Andrés Segovia" lo obtuvo el ruso Dimitri Illarionov. El Segundo Premio fue para el brasileño Gustavo Costa y el Tercer Premio lo consiguió la croata Iva Nezic. El Premio especial "Leo Brouwer" a la mejor interpretación de la obra Temple y Puya del compositor colombiano Héctor Gonzalez, lo consiguió el polaco Jerzy Chwastyk. En esta edición el Premio donado por Juventudes Musicales de Almuñécar al o la concursante más joven en superar la Primer Prueba Eliminatoria, correspondio a  Anna Likhacheva (Rusia). 

En la edición de 2010, el Primer Premio del Certamen "Andrés Segovia" lo obtuvo el chileno Emerson Salazar. El Segundo Premio fue para el brasileño Gustavo Costa y el Tercer Premio lo consiguió el polaco Jerzy Chwastyk. El premio especial "Leo Brouwer" a la mejor interpetación de laobra Fantasia, del compositor español José Manuel Fernandez, también lo consiguió el chileno Emerson Salazar.  El Premio donado por su parte de Juventudes Musicales de Almuñécar al concursante más joven que superó la Primera Prueba Eliminatoria, correspondió a José Casallas (Colombia).

En la edición de 2011, el Primer Premio del Certamen "Andrés Segovia" lo obtuvo el chileno Renato Serrano. El Segundo Premio fue para el chileno Esteban Espinoza y el Tercer Premio lo consiguió el húngaro András Csaki. El Premio Especial "leo Brouwer" a la mejor interpretación a la obra realizada por encargo del Certamen Internacionald de Guitarra Clásica "Andrés Segovia", Dos cantares, de Antón García Abril, también lo consiguió el chileno Renato Serrano. El Premio de Juventudes Musicales de Almuñécar al concursante más joven que superó la Primera Prueba Eliminatoria, correspondió al chileno, Luis Guevara.

En la edición de 2012 el Primer Premio del Certamen "Andrés Segovia" lo obtuvo el francés Gabriel Bianco, siendo el Segundo Premio para el rumano Mircea Gogoncea y el Tercero para el ruso Anton Baranov. El premio especial «Leo Brouwer» a la mejor interpretación de la obra Dos cantares, de Antón García Abril, lo obtuvo el croata, Srdjan Bulat y el premio de Juventudes Musicales de Almuñécar al o la guitarrista más joven que supere la primera fase eliminatoria, recayó en la guitarrista española, Andrea González Caballero.

Finalmente, en la pasada edición de 2013, el guitarrista brasileño Marcos Victora Wagner se alzó con el Primer Premio, quedando desiertos el Segundo y Tercer premios. El premio especial  "Leo Brouwer", fue para la guitarrista paraguaya Angélica Rodríguez por su interpretación de la obra El Yelmo de Mambrino, del compositor argentino Fernando Fiszbein. También se le otorgó el premio de Juventudes Musicales de Almuñécar al ser  la guitarrista más joven en superar la primera fase eliminatoria.

En esta edición la Universidad de Granada firmó un Convenio de Colaboración con el Ayuntamiento de Almuñécar – La Herradura por el que, entre otras aportaciones, la Orquesta de la Universidad de Granada, dirigida por su titular, Gabriel Delgado Morán, es la orquesta encargada de participar en la fase final del Certamen, al mismo tiempo que incluye al ganador en su ciclo de Conciertos en Granada.

A lo largo de todos estos años el Jurado trató siempre de cumplir con rigor el mandato de Andrés Segovia, concediendo los Premios cuando había unanimidad entre sus miembros en lo que a la calidad de los concursantes se refiere.

Grandes profesionales de la música nos honraron con su participación en los diversos jurados, como Gerardo Arriaga, Leo Brouwer, Flores Chaviano, Manuel Enríquez, Alexandre de Faria, José Manuel Fernández, Antón García Abril, Angelo Gilardino, Jorge Miguel González Rodríguez, María Esther Guzmán Blanco, Enrique Igoa, James Lentini, América Martínez, Eduardo Morales Caso, Pino Raccioppi, Valentín Ruiz, Marco Smaili, Jesús Villa Rojo, Claudio Prieto, Evis Sammoutis, además de los miembros que permanecen desde la primera edición, Carmelo Martínez y José Luis Rodrigo junto al Secretario del Jurado, Manuel Martín García y al Presidente del Jurado,  Antonio Martín Moreno.

Importante protagonista y colaborador del Certamen ha sido el maestro constructor de guitarras Paco Santiago Marín, que desde la primera edición contribuyó al mismo, con una guitarra modelo superior, que anualmente se concede al ganador del Primer Premio. Le ha sucedido en este patrocinio su hijo Luis Marín, y se ha añadido el musicólogo y guitarrero Aaron García Ruiz, con la réplica de una guitarra romántica para el Segundo Premio.

También ha sido inestimable la desinteresada y entusiasta colaboración de Chema Ramos, responsable en numerosas ediciones de la grabación de la Final, así como del Concierto de La Herradura, del cubano-español Eduardo Morales Caso.

Especial reconocimiento hay que hacer a la colaboración entusiasta del maestro Miguel Quirós,  que desde la edición de 2006 se había hecho cargo de la organización y dirección de la Orquesta del Certamen Andrés Segovia,  que a partir de la edición de 2013 ha dado paso a la Orquesta de la Universidad de Granada.

También es de justicia agradecer la colaboración especial que presta al Certamen la Editorial E.M.E.C. editora puntual cada año de la obra premiada en el Concurso de Composición, difundiendo por todo el mundo musical en letra y nota impresa el nombre de La Herradura y del Certamen Andrés Segovia.   

Del historial del Certamen no debemos olvidar a la Parroquia de San José, que durante veintiún años estuvo a disposición del mismo, como escenario privilegiado de sus diversas pruebas mientras no se contó con un Auditorio más idóneo para tal fin.

También debemos mencionar y agradecer a Paco García Caballero su vinculación y apoyo al certamen desde la primera edición de 1985.

Finalmente debemos expresar nuestro agradecimiento a las Instituciones que a lo largo de estos años han prestado su colaboración y apoyo al Certamen haciendo posible la difusión y el estudio de la guitarra, al mismo tiempo que honrar la memoria del gran maestro D. Andrés Segovia Torres, hijo adoptivo de Almuñécar y de La Herradura, como se especifica en las Bases del Concurso: El Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música del Ministerio de Cultura, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y la Excma. Diputación Provincial de Granada, la Universidad de Granada, el Centro de Documentación Musical de Andalucía, además del Ayuntamiento de Almuñécar -  La Herradura, organizador y patrocinador principal de este importante evento.